REDOBLAR ESFUERZOS

0
42

Estimados amigos, los últimos meses han resultado ser muy especiales, sobre todo para las familias que han perdido algún ser querido. Primero de todo, sentimos vuestra pérdida y, en nombre del equipo de la Fundación Renal Jaume Arnó, os envío nuestras más profundas condolencias.

Además del leve pero constante incremento de los que padecemos Enfermedad Renal Crónica -ERC-, con una incidencia del +2,6% y una prevalencia del +3,5% (2019 vs 2018); este pasado año, la pandemia mundial producida por el coronavirus SARS-CoV-2 ha trastocado esencialmente la vida de los afectados por enfermedades crónicas o síntomas cronificados y, de manera importante, a los que permanecemos en Tratamiento Renal Sustitutivo -TRS-.

Aparte de esto, hemos observado un incremento en la pérdida de calidad de vida por las restricciones impuestas por la pandemia, con disminución de la atención sanitaria, no inclusión de pacientes en lista de espera para trasplante, disminución de los trasplantes respecto a 2019 (-18%) y de la donación del (-22,8%) y por el aislamiento que, junto a la desinformación, por desconocimiento generalizado, ha elevado considerablemente la necesidad de atención psicológica y social por ansiedad y otros síntomas psicológicos y emocionales del colectivo. A pesar de todos estos datos, la actividad de trasplante no ha estado mal en el cómputo anual.

Los servicios de nuestra entidad se han convertido en más esenciales que nunca, ya que los equipos de atención a las personas de la Fundación Renal Jaume Arnó, no han dejado de dar apoyo constante ante el incremento de estas necesidades, tanto de forma presencial como de teletrabajo.

En la Fundación Renal Jaume Arnó, seguimos con nuestros proyectos en marcha, con cambios motivados por la situación y reforzando la relación que mantenemos con otras entidades en el ámbito Estatal, el internacional, el provincial y especialmente el autonómico, formalizando acuerdos, adhesiones, asociándonos con entidades de diverso alcance y creando nuevos proyectos, con la intención de mejorar la calidad asistencial a las personas afectadas y a sus familias, respecto a problemas conocidos, pero con nuevos y centrados enfoques, como la fragilidad, la desnutrición, el retrasplante, la donación, la reorganización de la cartera de servicios, etc. que precisa nuestro colectivo. Además de que nuestros profesionales puedan estar al corriente de todas las novedades e iniciativas del sector.

En el próximo número de nuestra revista REnAL, podréis leer, con más detalle cómo ha afectado la pandemia a nuestro colectivo en lo relativo a ERC, a la donación y los trasplantes, a la afectación de la COVID-19 en cada uno de los TRS, a cómo ha dañado específicamente a los enfermos crónicos en cuanto a la atención sanitaria, en lo relativo a la vacunación en personas en diálisis y trasplantadas y algún que otro dato en el que hemos estado trabajando.

Dada la situación económica actual y las perspectivas anunciadas, estamos buscando colaboraciones y ayudas para el sostenimiento de los servicios -gratuitos- que ofrecemos. Todos necesitamos de todos y, por esto, os agradecemos de corazón vuestra colaboración más necesaria que nunca.

Una última cosa: seguir cuidándoos puesto que este año va a seguir siendo de mascarilla, distancia social, higiene de manos, ventilación e higiene emocional y psicológica. Salgo poco, pero espero poder abrazaros a todos y hablar del futuro con entusiasmo y esperanza.

Ignacio Gracia
Director